Google+ Desde El Cosmos: septiembre 2013

Los Misterios de la Pirámide de Chichen Itza

Ubicada en la península de Yucatán, México, el sitio corresponde a uno de los emblemas arqueológicos más importantes no sólo de la cultura Maya, sino del mundo. El nombre maya Chichen Itza significa "la boca del pozo de los brujos del agua". Vale aclarar que la región pasó por distintas etapas, siendo gobernada, de este modo, por distintos pueblos que la ocuparon. 
Fundada en el año 525 d.C., su época de mayor esplendor ocurrió desde el año 900 hasta el 1500, luego la rivalidad entre los caciques y las tribus guerreras el predio quedó reducido a una zona de poder y liderazgo religioso. En el siglo XVI los españoles tomaron nota de la ciudad y luego, tres siglos después, la volvieron a visitar e iniciaron los estudios científicos pertinentes. No vamos a explicar los motivos de la desaparición de la población, tan sólo nombrar los posibles argumentos de los historiadores. Los motivos pudieron haber sido: la conquista de los españoles, epidemias o sequías. Más allá de esto, lo importante, como en todas las civilizaciones que habitaron este mundo, es el legado que dejaron. 

La pirámide de Kukulkán, este nombre significa serpiente emplumada, y, además de la semejanza con el Dios azteca Quetzalcóatl, para los mayas era el dios del cultivo y el héroe conquistador de las tierras. 
La pirámide tiene cuatro laterales con 91 escalones, que suman 364, y uno más para alcanzar el templo superior, dando, de este modo, el número exacto de días del año: 365. El lateral norte es el más llamativo ya que en la base se asientan dos cabezas de serpientes emplumadas. La civilización Maya poseía avanzados conocimientos astronómicos, probablemente gracias a los Mayas provenientes de Oriente a comienzos del siglo IX. En los equinoccios del 21 de Marzo y 21 de Septiembre, se puede apreciar, gracias a reflejo de las sombras en el lateral norte, la bajada de la serpiente, esto simboliza el inicio de los periodos de siembre, lluvia y cosecha. Esto sucede a partir de las 16hs. 
videoAhora concentrémonos en los misterios de la pirámide. Primero es necesario destacar que la civilización Maya no contaba con ningún tipo de tecnología, ni libros de conocimiento astronómico (recordemos que recién en 1533 Nicolás Copérnico formuló, en Italia, su teoría heliocéntrica, donde explica que el Sol es el centro del sistema solar, y no la Tierra), de modo que su obra cobra mayor valor. 
Las proporciones de la pirámide están basadas en el número de oro: 1.618. En sus formas se pueden encontrar otras informaciones astronómicas, como el diámetro y la distancia promedio a la Luna y el volumen entre ella y La Tierra. La pirámide está construida con una desviación de 20 grados, 30 minutos y 30 segundos con relación al noroeste, permitiendo, de este modo, que los equinoccios formen esa sombra, dicho desvío se debe a la inclinación del eje magnético del planeta que, de hecho, es de 23 grados.
La acústica de la misma fue construida con la intención de reproducir el sonido de la serpiente emplumada. La altura y el espacio entre los escalones crean un filtro acústico que pronuncia algunas frecuencias de sonido mientras que silencia otras.
También es importante mencionar que dentro del predio de Chichen Itza se encuentra uno de los cenotes más importantes de México. Los cenotes son pozos profundos donde se albergan cuevas, los mismos fueron producidos hace millones de años, debido al meteorito que cayó a la Tierra en la península de Yucatán y provocó la desaparición de los dinosaurios. Por algún extraño motivo la pirámide fue construida cerca de uno de ellos, y los Mayas, los que vinieron de Oriente, se asentaron allí y no en otro lugar. Los científicos afirman que la razón fue la fertilidad de la tierra, pero me parece demasiada coincidencia que una de las culturas más ricas y misteriosas de la humanidad se haya situado en la zona donde tuvo lugar la catástrofe natural más grande la historia del planeta. 
  
Referencias:



Leer más...