Google+ Desde El Cosmos: El Número de Oro

El Número de Oro

Sin entrar en la disputa sobre qué ocurrió primero: las matemáticas o el universo, la propia ciencia se encargó de dejar bien en claro que la belleza no es tan subjetiva sino que está regida por un número. Esto quiere decir que todo a nuestro alrededor está compuesto por matemáticas y, más aún, la belleza que nos genera placer fue creada mediante una fórmula especial.
Dicho número fue descubierto y estudiado por los antiguos, y no fue estudiado como unidad sino como proporción. Esta proporción se encuentra tanto en el cosmos, ya sea en la estructura de una galaxia como en la peculiar morfología de un caracol. También está presente en figuras geométricas, obras de arte, estructuras arquitectónicas, piezas musicales y en el propio cuerpo humano. La belleza de las cosas esconde la proporción áurea, dicho número no periódico es 1, 618...


Esta curva ha cautivado, por su belleza y propiedades, la atención de matemáticos, artistas y naturalistas. Si tomamos un rectángulo áureo ABCD y le sustraemos el cuadrado AEFD cuyo lado es el lado menor AD del rectángulo, resulta que el rectángulo EBCF es áureo. Si después a éste le quitamos el cuadrado EBGH, el rectángulo resultante HGCF también es áureo. Este proceso se puede reproducir indefinidamente, obteniéndose una sucesión de rectángulos áureos encajados que convergen hacia el vértice O de una espiral logarítmica.

Estirando manos y pies, y haciendo centro en el ombligo se dibuja la circunsferencia. El cuadrado tiene por lado la altura del cuerpo que coincide, en un cuerpo armoniso, con la longitud entre los extremos de los dedos de ambas manos cuando los brazos estan extendidos y formando un ángulo de 90 grados con el tronco. Resulta que el cociente entre la altura del hombre (lado del cuadrado) y la distancia del ombligo a la punta de la mano (radio de la circunsferencia) es el número áureo.
La literatura al respecto es muy amplia y el estudio del mismo puede llegar a ser sumamente complejo. La intención aquí es remarcar la importancia de este número en las cosas que nos rodean, en la naturaleza que observamos diariamente, en el rostro de alguien, en la inmensidad del cosmos y en la fisonomía de una uña.
La belleza, además de causarnos placer, es necesariamente matemática.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%BAmero_%C3%A1ureo
http://www.taringa.net/posts/info/873135/El-Numero-de-Oro---La-Proporcion-Divina.html